miércoles, junio 11, 2008

Personajes Elitistas: el Duque de Windsor

EDUARDO VIII, DUQUE DE WINDSOR
Personajes Elitistas: Eduardo VIII, duque de Windsor

Emblemático título nobiliario que incorpora el apellido con que la familia real inglesa sustituyó, en 1917, a raíz del primer conflicto mundial, el originario de Hannover. Dicho título fue el usado, tras su abdicación en 1936, por el ex-rey Eduardo VIII. Nacido en 1894, bisnieto de la reina Victoria y primogénito de Jorge V, brillante príncipe de Gales, sucedió a su padre en 1936, y abdicó ese mismo año a causa de la crisis constitucional desencadenada por su intención de contraer matrimonio con la divorciada estadounidense Wallis Simpson.

Así pues, Eduardo de Windsor fue, sucesivamente, famoso príncipe de Gales efímero monarca con el nombre de Eduardo VIII y, tras el referido matrimonio, célebre duque de Windsor hasta su fallecimiento en París el año 1972. Máxima referencia de la gran sociedad internacional, el duque sobresalió por su singular y legendaria elegancia, acrecentada por indumentarias de de exquisito gusto, que encargaba personalmente a sus sastres y proveedores de complementos; y que han terminado por convertirse en clásicas, como expresión de la más refinada estética.

Información relacionada con Personajes Elitistas: el Duque de Windsor:

- Personajes Elitistas: Carlos de Inglaterra
- Personajes Elitistas: Felipe de Edimburgo
- Personajes Elitistas: Michael de Kent
- Personajes Elitistas: Anthony Eden
- Personajes Elitistas: Winston Churchill
- Personajes Elitistas: David Niven
- Sastres en Londres
- Camisas en Londres
- Hawes & Curtis
- Los zapatos ingleses

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Definitivamente, el Duque es el "PROTOTIPO", así en mayúsculas. Todo hombre debería pensar antes de comprar una camisa, traje, corbata, etc, si la pendra elegida le gustaría al Duque. Nos ahorrariamos algunas estampas que, por desgracia se ven en las oficinas hoy en dia. Una vez vi unas fotos de sus armarios, y eran la envidia de todos los elegantes del mundo. ¡¡Menuda clase!!

elitista dijo...

Totalmente de acuerdo. Por eso lo he elegido para empezar esta serie de posts dedicados a personajes elitistas, sencillamente inigualable.

Anónimo dijo...

Hombre, si no tuvieramos otra cosa en la que pensar todo el día, más que la combinación de cortes, colores tipo de tela y marca para la jornada siguiente, todos tendríamos un armario parecido al del Duque.

elitista dijo...

No estoy de acuerdo contigo. Conozco gente con dinero y muy desocupada cuyo armario da ganas de llorar. Además, ya no sólo es cuestión de armario, el Duque transmitía una elegancia y presencia únicas.

Esteban dijo...

La elecciones de los personajes son excelentes. Elitista, ¿veremos aquí, algún día, a personajes un poco excentricos, pero con su "propio" estilo? Dalí, Hemingway, etc.

elitista dijo...

Hola Esteban, seguro que si. La elegancia no es una ciencia exacta. Un saludo.

Albion dijo...

Ningún compedio de elegancia y saber estar podría completarse y casi iniciarse sin aludir al Rey Eduardo VIII. Precursor de muchas tendencias que hoy sigo admirando y en la medida de lo posible imitando. Su abdicación me parece un ejercicio de abnegada generosidad que aún mas si cabe le sitúa en una posición privilegiada. Ya me gustaría que miembros de la realeza muchos mas cercanos en tiempo y lugar hubieran adoptado esa decisión antes de vulgarizar tantos siglos de historia...

Anónimo dijo...

Me complace escribir un comentario en este tan elegante blog, mis palabras me fallan al querer decir lo que opino sobre dicho portento.Sin duda, el señor Faber-Castell es la elegancia pura. Un buen hombre deberia complacer al vulgo rustico con su talante innato y sutil palabreria. Resumiendo: este blog tiene una perchaca que ya quisieran los hombres tenerla.....y sobre todo usted señor elitista. Saludos

elitista dijo...

Muchas gracias!! A ver si se anima a hacer comentarios. Un saludo.