martes, diciembre 12, 2017

Corbatas Rampley & Co. x Scabal

Corbatas Rampley & Co. x Scabal


La firma británica de complementos Rampley & Co. ha colaborado con el prestigioso y centenario fabricante Scabal para el lanzamiento de una colección de corbatas hechas a mano artesanalmente en Inglaterra. Scabal es famoso por la gran calidad de sus tejidos, presentes en las mejores sastrerías del mundo, en una perfecta armonía entre tradición e innovación.

La colección Rampley & Co. x Scabal se compone de una decena de corbatas lisas o con estampado de cuadros en tonalidades otoñales para cuya confección se han empleado tejidos de lana y cashmere. Llama especialmente la atención la posibilidad de poder escoger entre los acabados self-tipped o hand-rolled.





Precio: 141 € +

Sitio Oficial: Rampley & Co.


Temas relacionados:

- Handling Perfection - Scabal x Woolmark
 

miércoles, diciembre 06, 2017

7 Pecados capitales a la hora de combinar o vestir vaqueros


Los errores más imperdonables vistiendo pantalones vaqueros en los que no debes caer 




Hoy en día los pantalones vaqueros se han impuesto como una prenda imprescindible tanto en el vestuario femenino como masculino. Pese a su marcado estilo sport, existe una imparable tendencia a vestirlos no sólo en las circunstancias más ociosas, algo que en ciertas ocasiones puede resultar totalmente inapropiado.

Además de su resistencia y comodidad, si algo ha hecho populares a los vaqueros es su capacidad para combinar bien con casi todo tipo de prendas y accesorios. Aunque, como veremos a continuación, existen notables excepciones.

1. Nunca combines vaqueros y corbata, son incompatibles. Un complemento que implica cierta formalidad no casaría bien con un pantalón tan informal.

2. Por el mismo motivo, nunca los vistas con unos zapatos oxford lisos de color negro. Su polifacético carácter que los hace compatibles con casi cualquier calzado no es tan amplio como para armonizar con uno tan serio. De hecho, es recomendable evitar la piel de este color en tus pies si vas a lucir jeans, dada su formalidad.

3. En cuanto al patrón, la virtud está en el punto medio. Los lleves más ajustados o más holgados, no traspases ciertos límites, ni por un lado ni por el otro. Así como seguramente unos vaqueros slim fit sean una buena elección, unos skinny pueden ser excesivos.

4. El pantalón vaquero ni admite vuelta en los bajos ni tampoco que los vistas arremangados.

5. Procura comprártelos eligiendo la longitud que se ajuste a tu altura, ya que actualmente la mayoría de marcas ofertan diferentes largos. De esta forma evitarás el arreglo, logrando que los bajos permanezcan desgastados como vienen de serie. Evidentemente, esto no sucede en los pantalones de corte vaquero blancos o de color. Aunque también hay que decir que de todos los pecados reseñados, evidentemente éste es el más venial.

6. Tus vaqueros pueden llevar algún roce o incluso llegar a tener algún pequeño descosido, pero huye de la moda que convierte a estos pantalones en auténtico colador plagado de agujeros.

7. Si quieres remendarlos, utiliza tejido del mismo tipo y color, no recurras a parches horteras.


Temas relacionados:

- Pantalones: Slim Fit vs. Skinny
- Pantalones vaqueros: Denim Japonés