viernes, marzo 14, 2014

La suela de tus zapatos

Partes de un zapato: la suela


SUELAS DE ZAPATOS DE GOMA


La suela es uno de los elementos básicos de todo zapato y además, su naturaleza tiene una influencia decisiva en el aspecto de éste, es decir, que sea más o menos formal. Así, por ejemplo, unos oxford de suela de goma siempre serán más sport que unos de suela de piel. Existen múltiples posibilidades, siendo las más habituales las suelas de piel, las de goma o las de crepé, entre otras.

La suela de piel de curtido vegetal tiene múltiples ventajas como su solidez y su resistencia, manteniéndose en condiciones climáticas adversas como con la lluvia o la nieve. En ellas, en la tapa del tacón, parte de la suela que más desgaste sufre, suele haber un parche inferior de goma para mitigar sus efectos, aunque en ocasiones se sustituye por uno de acero moteado que ayuda considerablemente a evitar resbalones aunque no es una solución “muy silenciosa”.


SUELAS DE ZAPATO DE PIEL


Las hay de piel y doble piel, aportando estas últimas un aspecto más rústico por lo que suelen quedar reservadas a calzado más sport, como botas y botines, destacando por un su poder aislante. En los zapatos de cosido goodyear, lo habitual es que la costura quede a la vista, cosa que no ocurre en los de una calidad superior, como es el caso de la línea Hand Grade de Crockett & Jones, en los que queda oculta, como se puede apreciar en la comparativa de la imagen.

En los zapatos más sport, lo normal es encontrar suela de goma o las de crepé. Las primeras se pueden calificar de todoterreno, siendo especialmente útiles en los días de lluvia, mientras que las segundas, muy cómodas, tienen el inconveniente de ser especialmente delicadas.

Información relacionada con La suela de tus zapatos:

- Zapatos de calidad
- Los zapatos ingleses
- Durabilidad zapatos ingleses
- Zapatos Oxford