domingo, octubre 22, 2006

Swaine Adeney & Brigg



Swaine Adeney & Brigg: más de 250 años de historia


En 1750 John Ross fundó una fábrica de fustas en el 238 de Piccadilly. Posteriormente fue adquirida por James Swaine en 1798 y la reputación del negocio se respaldó gracias a las disticiones del Rey Jorge III y sus hijos los duques de York, Clarence, Kent, Cumberland y Cambridge. Las distinciones reales fueron renovadas durante los reinados de Jorge IV y William IV. En 1835 el negocio se trasladó al nº 185 de Piccadilly. En 1845 Edward Swaine introdujo a su sobrino en el negocio y nació Swaine Adeney, con gran prestigio en artículos de piel.

En 1835 Thomas Brigg y sus hijos se instalaron en el 23 de St James street, actual dirección de la marca, fabricando paraguas, bastones y fustas. Pronto se hizo famoso como fabricante de paraguas y recibió varias distinciones reales entre las cuales las de la Reina Victoria y Eduardo VII. Durante la guerra Brigg perdió su tienda en París y en 1943 se unió a Swaine Adeney formando la actual Swaine Adeney & Brigg.

Productos de Swaine Adeney & Brigg

Swaine Adeney & Brigg es uno de los más prestigiosos fabricantes de ropa ecuestre y de campo, artículos de piel y paraguas. Estos últimos están hechos de un excelente madera, plata y seda. No hay que olvidar sus magníficos bastones y sus maletas de piel.

Información relacionada con Swaine Adeney & Brigg:

- Vídeo Swaine Adeney Brigg
- Ropa de caza en Londres
- Purdey
- Cordings
- Los zapatos ingleses
- Camisas en Londres
- Paraguas y bastones James Smith & Sons
- Camisas cuadros Tattersall
- Botas Hunter
- Asprey
- Ettinger

2 comentarios:

Albion dijo...

Efectivamente, elementos eternos. La calidad tiene un alto precio a priori que se va amortizando con el paso del tiempo. Mi paraguas lo fue de mi padre y mi abuelo, puedo decir que es el único que han tenido tres generaciones y la cuarta lo recibirá en perfectos estado y uso. Yo lo heredé lo mismo que mi padre pero mi abuelo pagaría mucho dinero por el, hoy en día puedo decir que ese precio se habrá multiplicado por 4 ó 5 en otra familia que haya adquirido paraguas a lo largo de sus generaciones.

elitista dijo...

Si, son paraguas para pasar de generación en generación. Estoy enamorado de uno que se compró mi padre, un clásico.