viernes, octubre 06, 2006

Benson & Clegg



Breve historia Benson & Clegg

Benson & Clegg fue fundado en 1937 convirtiéndose pronto en una afamada sastrería y recibió en 1944 la distinción del Rey Jorge VI. En 1976 empezó a vender botones para blazers. En 1992 recibieron la distinción del Príncipe de Gales como suministradores oficiales de botonaduras e insignias. Su única tienda se encuentra en el número 9 del Piccadilly arcade en Londres, y realizan visitas tres veces al año a Nueva York.

Camisas y trajes Benson & Clegg

Excelentes son su gran variedad de corbatas a rayas de regimientos y de universidades, sin olvidar sus gemelos esmaltados. Ofrece servicio de sastrería medida tanto en Reino Unido como en los Estados Unidos, requiriendo para los trajes tres pruebas. Otra posibilidad es el servicio City Wardrobe en el que tu traje es personalizado entre una multitud de opciones como botones de hueso y en treinta y cinco días estará listo. También el servicio de camisería a medida con más de cuatrocientas telas para elegir y amplia gama de cuellos y puños. El pedido mínimo es de tres camisas y son de una gran calidad y resistencia.

Información relacionada con Benson & Clegg:

- Corbatas Benson & Clegg
- Gemelos Benson & Clegg
- Camisas en Londres
- T.M.Lewin
- Hawes & Curtis
- Harvie & Hudson
- Hackett
- Budd of Piccadilly
- Hilditch & Key
- New & Lingwood
- Turnbull & Asser
- Ropa Ben Silver

2 comentarios:

Albion dijo...

Entrar en la Picadilly Arcade supone un retorno a los gloriosos dias del Imperio Británico. Junto a la Burlington los templos del buen gusto y el extremo refinamiento. Espero que las grandes cadenas no colonien estos mágicos lugares. Benson es el referente junto a New al final de la misma. Quien no tiene botones de Benson?
Merecería una tus soberbias descripciones amigo elitista el establecimiento que se encuentra encima de la Arcade, que no es otro que Fortnum and Mason.

elitista dijo...

Hola Albion, tienes toda la razón. Si, no he hablado de Fortnum & Mason, pero si puedo decirte que está siempre entre mis visitas obligadas cuando voy a Londres, sus productos y restaurantes son excelentes.