jueves, junio 26, 2014

Las sandalias para hombre


Las sandalias para hombre tampoco son para el verano


SANDALIA ABARCA MENORQUINA


Hace algún tiempo escribí sobre el tema de las sandalias masculinas en el blog Vistiendo a Gatsby de Cinco Días y en algún comentario se me llegó a tachar de sexista por afirmar que se trata de un calzado que no puede quedar bien en los pies de hombre. Y la verdad es que es una cuestión que hasta entonces no había reparado sino fuera porque multitud de firmas de lujo han apostado por ellas en sus catálogos de moda masculina, con una pretendida estética actual. Y como dije en aquel post, un hombre que tenga un mínimo de buen gusto no puede plantearse llevar unas sandalias.

Al referirme a las chanclas flip-flops, siempre sostengo que su ámbito debe quedar reservado a la playa o a la piscina, pero que nunca fuera de estas situaciones, porque un hombre no debe llevar calzado que deje a la vista sus pies si es para pisar el asfalto de la ciudad. Parece que el calor y el verano lo justifican casi todo, pero tiene que haber ciertos límites que no se deben traspasar en nuestra vestimenta.

En mi opinión, sólo existe una excepción en la que unas sandalias pueden lucirse por un hombre, las clásicas abarcas menorquinas, que son acertadas tanto para el público femenino como masculino, por supuesto, siempre en un contexto informal.

Información relacionada con Las sandalias para hombre:

- Flip-flops o chanclas de dedo
- Zapatillas de esparto o alpargatas
- Zapatos náuticos
 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Querido Elitista, coincido plenamente contigo en lo poco conveniente q resulta una sandalia en el pie masculino, incluso voy un poco más allá, también me parece horrible un hombre con unas menorquinas. Para mí las únicas alternativas permitidas dentro del catálogo del buen gusto son las alpargatas de esparto y mocasines gominni. Un saludo