domingo, febrero 07, 2016

Pablo Iglesias y cómo no se debe vestir esmoquin


El líder de Podemos acudió vestido de etiqueta a la gala de los Goya 


PABLO IGLESIAS CON ESMOQUIN


Antes de las elecciones escribí un post bastante esclarecedor sobre el estilo de los candidatos a la presidencia del gobierno de España. En referencia al líder de Podemos, apunté que uno a la hora de elegir su vestuario debía ser consciente de la responsabilidad que ostentaba y de los actos a los que asistía. Resulta que en la noche de ayer, para asistir a la gala de los Premios Goya del cine español, Pablo Iglesias decidió cumplir por primera vez con el protocolo establecido y llevar esmoquin.


PEDRO SÁNCHEZ


Lo cierto es que resulta sumamente sorprendente y contradictorio que Iglesias, que nos tiene acostumbrados a no renunciar a la combinación de camisa y vaqueros incluso para acudir a Zarzuela para encontrarse con el Rey, optase por vestir de etiqueta en esta ocasión. Al final será que le gusta el postureo. Eso sí, de una forma extraordinamente desafortunada, por no decir que muy parodiable. Sin duda, la chaqueta del esmoquin era unas cuantas tallas más de lo que realmente le hubiese correspondido. Se puede decir que le sobraba por todos lados, había espacio en ella hasta para Errejón. Y casi mejor no hablar de la pajarita torcida. Todo esto me lleva a pensar que quizás iba disfrazado porque era Carnaval, muy propio de una película de Torrente.


ALBERT RIVERA CON ESMOQUIN


Aunque hay que decir que no fue el único político de la velada que patinó a la hora de escoger el atuendo. El socialista Pedro Sánchez dio la nota y lució un traje azul marino con camisa blanca prescindiendo de corbata o pajarita. Parece que directamente decidió hacer de Iglesias y se saltó a la torera el protocolo. Por su parte, el líder de ciudadanos Albert Rivera se equivocó estrepitosamente con la camisa, ya que con este tipo de cuello las puntas deben quedar detrás de la pajarita y no por encima.


Temas relacionados:

- El estilo de los candidatos a las elecciones generales de 2015
- El esmoquin de lunares de Messi